Responsabilidad Civil

Responsabilidad Civil (General, Cyber Risks, D&O, E&O, EPL, IPO, P&I y POL)

Estos tipos de pólizas de seguro otorgan protección para el caso de que un tercero exija de los asegurados y/o beneficiarios indemnización por daños personales, materiales, financieros y morales, así como perjuicios consecuenciales por hechos u omisiones no dolosos que ocasionen la muerte, lesiones o menoscabo de la salud de la persona o el deterioro o destrucción de sus bienes.

De igual forma pueden abarcar la responsabilidad civil legal producto de la propiedad o arrendamiento de terrenos, edificios o locales, y de las actividades normales inherentes al giro del asegurado, cubriendo los gastos para la defensa jurídica de este y/o de los beneficiarios del mismo, así como el coste de la condena que resultara por tal motivo.

Las coberturas para esta clase de exposiciones pueden comprenderse en pólizas enfocadas exclusivamente en esta naturaleza de riesgos o como complemento de otros.
Cubre el daño o pérdida de información contenida o almacenada en sistemas de tecnología de la información o redes informáticas. Como parte de las bondades de este producto, las aseguradoras proporcionan asistencia significativa para el manejo del siniestro o intrusión (breach), lo que resulta esencial considerando que estos sucesos pueden repercutir negativamente en la reputación del asegurado, implicar el robo de recursos monetarios o de propiedad intelectual, o provocar consecuencias legales adversas, incluyendo la cobertura para las compensaciones a terceros afectados.
Tiene por objeto proteger a los miembros del consejo de administración, a las personas que ostenten puestos de dirección o gerenciales, representantes legales, y en general, al equipo cuyas decisiones comprometan a la empresa, por reclamos presentados por la propia compañía, sus accionistas o terceros, derivados de errores en la ejecución de los deberes inherentes a sus cargos o actos culposos cometidos en el ejercicio de sus funciones.

El contrato de seguro otorga cobertura de los gastos legales necesarios para la defensa de los funcionarios involucrados, manejo de crisis, publicidad, expertos, contaminación, eventos regulatorios críticos, entre otros, así como las indemnizaciones, multas y sanciones que resulten del siniestro a cargo de la compañía asegurada o de ellos en lo personal, siempre que no se haya condenado por o acreditado la comisión de hechos dolosos.

Sin embargo, estas pólizas no extienden su protección a otras áreas de responsabilidad como pudieran ser las causadas por daños personales, consecuenciales o dimanantes de una responsabilidad civil profesional.
Protege a los asegurados de demandas y/o procedimientos presentados por los clientes receptores en su contra derivado de errores u omisiones cometidos de forma inadecuada o negligente en sus bienes y/o la prestación de sus servicios, lo que ampara tanto los gastos legales de defensa legal como las cantidades a que se condene en dichos procedimientos o en las transacciones que por tales motivos se celebren.
Brinda cobertura a los asegurados en relación con demandas o procedimientos iniciados en su contra por empleados o trabajadores en ejercicio de derechos laborales. Normalmente estas pólizas se emiten en la modalidad de reclamación presentada.
Estos productos son contratados por empresas que deciden ofrecer públicamente deuda, concediendo coberturas por la responsabilidad legal en la que puedan incurrir hacia los prospectos o terceros, surgida con motivo de las negociaciones realizadas respecto de dicha oferta.
Esta modalidad ampara a los propietarios o tenedores de embarcaciones respecto de los cascos y/o maquinaria de las mismas, así como a los dueños de la carga transportada, en relación con riesgos por daños a las mercancías, guerras, derrames que contaminen el medioambiente, entre otros.
Cubre la responsabilidad por errores, omisiones, declaraciones, negligencia, incumplimientos de deber, abuso de autoridad o malversación, cometidos por personas en el desempeño de cargos ocupados dentro del sector público, ya sea por designación o elección popular, así como a la propia entidad para la que presten sus servicios.